Contar con un rent a car en Ibiza es una opción más que asequible si quieres pasar unas vacaciones mucho más cómodas y provechosas, puesto que contar con un vehículo para el viaje en Ibiza resulta sumamente útil, ya que el pequeño tamaño de la isla hace que visitarla entera sea mucho más factible con un vehículo propio que contando con el transporte público ibicenco. Aún así, es importante tener en cuenta una serie de pasos a seguir previos al viaje, sobretodo en relación con el alquiler del coche. Os los dejamos a continuación para que los tengáis en cuenta a la hora de ir preparando vuestras vacaciones en Ibiza:
  • Reserva con antelación: cuantos antes hagas la reserva más opciones tendrás de conseguir el coche o moto ideal para tu viaje. Además las mejores ofertas suelen estar disponibles durante unos días limitados, por lo que si reservas con antelación tendrás opciones de aprovecharla antes de que se termine.
  • Busca siempre el mejor precio: parece una obviedad, pero mucha gente se queda con la primera oferta que ve. Muchas veces las mejores ofertas son las más escondidas, por lo que dar unas cuantas vueltas por la web siempre es una buena idea. Eso si, si encuentras una oferta que no puedes rechazar, cógela sin pensarlo dos veces.
  • Planea bien los días que vas a alquilar: ten en cuenta que la isla de Ibiza es suficientemente pequeña como para poder visitar todos los rincones que quieras si lo planeas bien, y para eso es importante tener el coche disponible todos los días que necesites. No escatimes en la duración del alquiler, pero tampoco alquiles más días de los que vas a necesitar. La planificación es esencial.
  • Lleva toda la documentación necesaria: alquilar un coche no es como comprarte una camiseta, hay que formalizar una serie de documentos necesarios previamente. Por ello, recomendamos fervientemente que te prepares con antelación todos los documentos que vayas a necesitar: DNI, carnet de conducir, tarjetas, etc. No hay nada peor que planear tus vacaciones contando con tu rent a car en Ibiza y que al final te quedes sin coche.
  • Alquila solamente un vehículo con el que vayas a estar cómodo: de nada te va a servir alquilar un hummer en tus vacaciones si nunca has manejado uno, o si no estás del todo cómodo al volante. Si tu coche habitual es un monovolumen, y se adapta bien a las necesidades de tus vacaciones, alquila un monovolumen. Al estar ya acostumbrado necesitarás menos tiempo para adaptarte al nuevo vehículo, y ese tiempo lo ganarás en bienestar.
  • Lee bien el contrato de alquiler: no hay mejor cura que la prevención, por lo que si quieres ahorrarte posibles problemas o sorpresas a posteriori es esencial que revises bien todo el contrato del alquiler del coche, para saber exactamente lo que contratas y con qué condiciones.
 
Please follow and like us: