Hay muchos secretos escondidos por las aguas del Mediterráneo. En la antigüedad el mar fue el hogar de muchos corsarios, marineros y piratas que surcaron las aguas en busca de riquezas y fortuna. A lo largo del mar encontraron muchas islas, algunas habitadas y otras vacías, en las que asaltaron, comerciaron o escondieron sus mercancías y botines, puesto que muchas de estas islas ofrecían un escondite perfecto.

Un ejemplo es la isla de Ibiza, una de las islas más frecuentadas por piratas, contrabandistas y corsarios de todo el Mediterráneo. Su interés en la isla era dual: por una parte las grandes cantidades de sal que salían de la isla era una mercancía muy valiosa, un caramelo para los piratas y contrabandistas que buscarán conseguir cargamento valioso de forma fácil, puesto que las defensas de la isla y de sus costas eran limitadas. Por otro lado Ibiza cuenta con una extensa red de cuevas en algunas zonas de la isla, ideales para esconder mercancías de contrabando hasta que fuera seguro moverlas.

Uno de los lugares favoritos de los contrabandistas era la cueva de Sant Miquel, una cueva cercana al puerto de Sant Miquel, en los acantilados. Durante la época dorada de la piratería fue el escondite de muchos piratas infames, que escondieron algunas de sus riquezas en lo más profundo de la cueva con tal de ocultarla a las autoridades y a sus rivales. Más adelante, a principios del siglo pasado, fue utilizado por los contrabandistas para almacenar mercancía ilegal hasta que fuera seguro moverla a distintas partes de la península y del continente africano. De hecho actualmente todavía pueden verse las marcas que dejaron los contrabandistas para indicar los caminos de entrada y salida por los que podían escapar en caso de emergencia. Hoy en día se puede visitar la cueva, que está abierta al público, y durante cuyo recorrido de 40 minutos podemos disfrutar de la explicación y las historias que rodean esta cueva.

Una de las mejores formas de disfrutar de esta cueva es acercarse al pueblo de Sant Miquel con un coche de alquiler en Ibiza y buscar alojamiento cerca, puesto que además de la cueva podemos encontrar otras atracciones turísticas cerca.

Please follow and like us: