Ibiza es muy popular por sus bellas playas y sus parajes naturales y por supuesto, por la fiesta, ya sea de día o de noche que acompaña a la isla sobre todo durante la época estival.

Debido al buen clima de la zona, las Islas Baleares han sido, desde la antigüedad, un lugar muy codiciado para muchas culturas del mar Mediterráneo. Con un patrimonio histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Bañada por el mediterráneo y ubicada en las Islas Baleares, Ibiza guarda muchos atractivos. Diferentes civilizaciones se han interesado desde siempre en estas islas, así que sin duda vale la pena acercarse a descubrir este maravilloso lugar y las diferentes huellas que han dejado todas las civilizaciones que han pasado por la isla, desde los primeros asentamientos de cartagineses, hasta los periodos medieval, romano y árabe.

Maravíllate con el pasado

Para comenzar la aventura, lo mejor es empezar por la capital de la isla, Eivissa. En la parte más alta, se encuentra su casco antiguo, Dalt Vila. Es una auténtica experiencia pasear por las calles de esta zona, ya que te encontrarás constantemente con iglesias, palacios y conventos. Además, las calles poseen una belleza especial, blancas impolutas y con una estrechez que le da un aire muy especial y muy diferente comparado con las grandes ciudades.

Debes saber, que Dalt Vila está rodeada de una fabulosa muralla, que data del siglo XVI y posee una belleza sin igual, sin duda un gran referente de la arquitectura renacentista.

También es muy recomendable visitar el Museo Arqueológico, ya que en él se puede conocer el pasado de Ibiza y las distintas culturas que la han pisado, desde la prehistoria hasta la Edad Media.

Si todavía no has tenido suficiente, dirígete a la parte baja, donde se encuentra la necrópolis púnica de de Puig des Molins.  

Please follow and like us: