El verano ha pasado rápidamente, tanto que ya estamos en otoño pero por el Mediterráneo es fácil pensar que aún seguimos en verano, ya que la temperatura que está haciendo supera los 28 grados. Octubre es un mes muy distinto en las diferentes zonas de España. En algunos lugares es un mes en el que ya hace bastante frio y, en cambio, en otros lugares aún puedes disfrutar de la playa. Por eso, hoy os invitamos a visitar con un coche de alquiler Ibiza en pleno octubre y disfrutar como si estuvierais en verano.
En octubre puedes disfrutar de la isla con el buen rollo ibicenco que la caracteriza. Toda la gente que vive allí durante el año se conoce y se respira un ambiente cargado de buena energía. Esta es una gran ventaja, ya que los ibicencos son muy amables y siempre están dispuestos a ayudarte. Además, al ir en octubre, la afluencia de gente es menor, por lo que el disfrute de la isla es mayor.
Con un coche de alquiler Ibiza se puede visitar rápidamente, ya que todos los puntos quedan aproximadamente a media hora en coche. Esta característica es muy importante, ya que en pocos días puedes recorrer toda la isla y no perderte ningún rincón ni ningún momento del día. Además, en octubre, no hay problemas de aglomeraciones, por lo que el tránsito en coche es más sencillo que en plena temporada alta.
Los precios en octubre son más bajos en restaurantes y hoteles, por lo que se puede gastar menos dinero por la misma calidad. La variedad de restaurantes en Ibiza es grandísima y los productos son de calidad, por lo que merece la pena probar la gastronomía típica de la isla.
En octubre el tiempo que hace en Ibiza sigue siendo fantástico. Durante el día se puede ir perfectamente con ropa de verano y bañarse en las diferentes calas de la isla. Olvidaros de la preocupación por el tiempo en octubre en Ibiza, ya que lo único que se necesita es una chaqueta por si por las noches refresca.
La tranquilidad que se respira en la isla en octubre es inigualable y uno de los momentos del día que no puedes perderte es el atardecer. La magia que se respira en la playa mientras ves como cae el sol no se puede explicar con palabras. 
Si aún piensas que no es una buena idea ir en octubre a Ibiza, olvídalo todo y lánzate a comprar los billetes de avión.

Please follow and like us: