El Puerto de Ibiza es el principal lugar de arribo de mercancía y turistas de todas las islas Pitiusas. Más allá de lo que conforma el puerto, tiene múltiples cosas por hacer si quieres pasar un día diferente.

Visitar los pueblos aledaños

La ciudad de Ibiza, más específicamente su casco histórico, está junto al Puerto de Ibiza. Por esta razón, luego de desembarcar, podrías pasearte entre sus calles y callejones para descubrir un poco más de las costumbres e historia de la isla. Aquí encontrarás a residentes amables y agradecidos de recibir a turistas. Si optas por ir a un restaurante o por hospedarte en un hotel cercano al puerto, podrás disfrutar de buenas vistas de la bahía. De este modo, serás partícipe del arribo y zarpe de los lujosos yates y de los pequeños cruceros que tienen una parada en Ibiza.

Disfruta de las atracciones nocturnas

Al igual que en muchas partes de Ibiza, el puerto duerme de día. Es decir, durante la luz del sol solo verás el ajetreo de las actividades portuarias. Sin embargo, por las noches hay un gran despliegue de personas que venden, comprar, ríen y disfrutan del puerto y sus alrededores. Varios puestos de feria abren por las noches acumulando un gran número de turistas. Este ambiente es ideal para conocer a personas nuevas de todas partes del mundo, mientras recorres los locales nocturnos comiendo y bebiendo lo mejor de Ibiza.

Lujo y compras

Acabado tu tour por el puerto y las zonas aledañas, puedes pasearte por las tiendas de diseñador que aquí esperan. Ibiza, a pesar de no ser el lugar más costoso para vacacionar, es la parada de muchos millonarios que quieren escaparse un poco de las labores diarias. Por esta razón, será muy común que veas coches de lujo y sobre todo, enormes yates privados. Aunque no sea lo mismo, recuerda que puedes alquilar un coche en Ibiza, para recorrer la maravillosa isla de Ibiza. En fin, el Puerto de Ibiza no es solo un terminal, sino un lugar para entretenerte y conocer más a profundidad la isla.

 
Please follow and like us: