Ibiza ya se hace con un renombre internacional como una de las islas más turísticas y con mejores cosas por ofrecer. Por ello, más allá de sus festivales y noches de fiestas, tiene maravillas naturales impresionantes, como Port des Torrent.

Un ambiente cómodo

Esta playa tiene características naturales que todavía la mano de obra humana no ha logrado dañar. Podemos comenzar diciendo que casi siempre está muy poco masificada, por lo que es ideal para ir a disfrutar el entorno natural. Así no tendrás que lidiar con bañistas molestos y ruidosos que perturben tu estancia. Por otra parte, tiene el espacio suficiente para que puedas desplegar una sombrilla de tamaño grande más una tienda de acampar sin molestar. En fin, el ambiente y la buena vibra que Port des Torrent emana te acompañará hasta que llegues a casa.

Aguas ideales

Los viajes familiares por lejos son los mejores. Ver cómo los tuyos disfrutan de unas merecidas vacaciones te hace sentir muy bien. Por ello, despreocúpate un poco y visita esta playa. El agua del mar tiene una purez digna de un lugar virgen del Caribe. Además, sus orillas son poco profundas y sumamente calmas, por lo que los más pequeños de la casa gozarán tranquilamente. Claro, siempre mantenlos vigilados para evitar inconvenientes no deseados.

Arenas amarillentas

El otro 50% de la playa se compone de la arena. En este caso, la arena de Port des Torrent tiene características maravillosas. Primero, es fina, limpia y con tonos amarillentos casi blanquecinos. Así pues, es un buen lugar para sacarte algunas buenas fotografías. La extensión de la arena es la suficiente para alojar a cientos de visitantes, aunque nunca se ha llenado a su máxima capacidad. Desde ella podrás sentarte junto a tus amigos o con tu familia para observar los ocasos que solo Ibiza puede ofrecerte.

 
Please follow and like us: