Muy pocos lugares de las Islas Baleares pueden darte la experiencia que Sant Vicent te dará. Si estás a punto de embarcarte en tus siguientes vacaciones, ten en tu lista de posibilidades este lugar. Recuerda que, con una moto de alquiler en Ibiza puedes aprovechar mucho mejor el tiempo que pases allí.

Muy bien protegida

Como si se tratase de una cala fuertemente protegida, esta está rodeada de una pequeña montaña y riscos vivos en vegetación. No es de gran tamaño, pero el efecto visual que es capaz de dar es muy difícil de replicar, por lo que muy probablemente no consigas un lugar igual. Esta pequeña cadena de montañas hace de Sant Vicent una playa con rompeolas naturales. Asimismo, esta sirve como malecones hechos por la madre naturaleza, creando pequeños posos en donde verás como la vida marina se desenvuelve.

Cosas por hacer

En caso de haber escogido esta cala para vacacionar, pues ¡enhorabuena! Aquí tendrás una conexión espiritual con la naturaleza que te dejará una experiencia muy similar al yoga. Primero, podrías sentarte a leer un libro o meditar en sus arenas poco masificadas. También puedes esperar la puesta del sol junto a tus seres queridos. Si eres más del estilo explorador, puedes hacer esnórquel y buceo para darle un vistazo a la fauna marina ibicenca. Terminada tu jornada de diversión, puedes descansar en los hoteles de la playa y comer en los restaurantes de la zona. En todos estos lugares serás tratado como un rey.

Características de la playa

Más allá del entorno natural y relajante que ya mencionamos, Sant Vicent en sí tiene mucho más por ofrecer. Todos los servicios básicos estarán resueltos. Puedes comer y tomar algo en los locales y chiringuitos aledaños. También cuentas con baños y duchas para sacarte el agua salada antes de irte a descansar al hotel. Hablando de la parte natural, el mar choca delicadamente con la ensenada clara y poco profunda. Asimismo, este tiene una cristalinidad y una limpidez que te dejarán con ganas de quedarte aquí para siempre.

 
Please follow and like us: